jueves, 29 de mayo de 2014

¿Son Dañinas Las Mentiras Piadosas ?

Aunque tendemos a pensar que eso que llamamos mentira piadosa no daña a nadie sino que ayuda a los demás (y a nosotros) a sentirse mejor, el neurocientífico Sam Harris, autor del libro “Lying”, no opina lo mismo.



Según Harris deberíamos decir siempre la verdad, incluso cuando tu pareja te pregunta si le sienta bien el nuevo corte de pelo o si ha engordado más de la cuenta. “Al mentir negamos a nuestros amigos el acceso a la realidad y la ignorancia resultante a menudo los daña de modos que no anticipamos. Nuestros amigos pueden actuar en función de nuestra falsa información o dejar de resolver problemas que podrían haberse resuelto en base a una buena información”. Por ejemplo, decirle a una persona que es cierto que ha engordado puede ayudarle a perder el peso que le sobra antes de que le sobre el doble, lo cual le resultará más fácil.
Harris añade que, a menudo, las pequeñas mentiras piadosas dan lugar a mentiras mayores: “Enseguida te estás comportando igual que la mayoría de la gente hace sin apenas esfuerzo: enmascarando la verdad o incluso mintiendo directamente, sin pensar en ello. El precio es demasiado alto.” De hecho, una investigación mostró que la gente miente más cuando tiene menos tiempo para pensar, lo que significa que mucha gente miente de manea espontánea porque es lo más fácil.

Sin embargo, según las investigaciones, cualquier tipo de mentira, incluyendo las mentiras piadosas, está asociada con relaciones de peor calidad.
Harris aconseja que ese preferible pensar en un modo de decir la verdad con tacto. El problema es que en muchos casos es más fácil y rápido mentir que ponerse a buscar el modo apropiado de decir la verdad. Por tanto, no es extraño que las personas que recurren con facilidad a las pequeñas mentiras tengan relaciones de peor calidad, puesto que, posiblemente, estén menos dispuestas a molestarse por la otra persona. ¿Estás de acuerdo? .