viernes, 2 de mayo de 2014

La Esposa De DIOS.
















Un niño de 10 años estaba parado frente a una tienda de zapatos en el camino, descalzo. Apuntando hacia la ventana y temblando de frio. Una señora se acerco al niño y le dijo: - Mi pequeño amigo, que estas mirando con tanto interes en esa ventana? - Le estaba pidiendo a Dios que me diera un par de zapatos. Fue la respuesta del niño.

La señora lo tomo de la mano y lo llevo adentro de la tienda. Le pidio al empleado que le diera media docena de pares de calcetines para el niño. Pregunto si podria darle un recipiente con agua y una toalla.


El empleado rapidamente le trajo lo que le pidio. Ella se llevo al niño a la parte trasera de la tienda, se quito los guantes, le lavo los pies y se los seco con la toalla. Para entonces el empleado llego con los calcetines. La señora le puso un para al pequeño y le compro unos zapatos. Junto con el resto de los pares de calcetines y se los dio.


Ella le acaricio la cabeza y le dijo: -no hay duda pequeño amigo, que te sientes mas comodo ahora. Mientras ella daba la vuelta para irse, el niño la alcanzo de la mano mirandola con lagrimas en los ojos le pregunto: - es usted la esposa de Dios?

 El mundo nos reconocerá como hijas de Dios si en nuestra vida mostramos las virtudes físicas, mentales y espirituales con que él nos creó.