lunes, 8 de septiembre de 2014

7 Razones Que Propician Un Divorcio .

7 Razones Que Propician Un Divorcio .

Esta comprobado que la frase de "hasta que la muerte nos separe" en la actualidad se transforma en un "hasta que te aguante". Hablar de divorcios es un tema complicado; anteriormente era algo poco común y quienes lo realizaban eran señalados por los demás, porque la sociedad en la que se vivía estaban casados con esa célebre frase con la que hemos iniciado este artículo.

Actualmente es una de las cosas más comunes, esto no quiere decir que sea algo que se tenga que premiar, al contrario, es importante luchar en pareja por tratar de salvar el amor que en algún momento los hizo unir sus vidas. Si tú eres de las personas que se encuentra en esta situación, te pregunto: ¿te has detenido a pensar cuáles son esas cosas, que a veces llamamos pequeños detalles, que propician un divorcio? Aquí te presentamos las más comunes, para que estés alerta y, si detectas que algo de esto sucede en tu vida de pareja,  trates de solucionarlo en el momento, ya que si esto crece, terminará por destruir tu relación. 


1. Falta de confianza: Cuando se pierde la confianza aparece el otro yo interno, el de la posesión, agresión y desesperación; en esta etapa las personas se vuelven posesivas ante todo y no permiten dejar vivir a su pareja, esta es una de las causas más fuertes y que, además de separación, ocasiona serios trastornos emocionales.

2. Celos: Los celos, hasta cierto punto, son buenos, cuando demuestras preocupación e interés por tu pareja, pero cuando llegan a ser excesivos se convierten en un problema grave, ocasionando hasta violencia cuando son enfermizos.

3. Falta de comunicación: Uno de los pilares más importantes en una relación es la comunicación, no hay nada que una buena charla no pueda solucionar: en una relación de pareja siempre se debe hablar de sus intereses, compartir opiniones, deseos, necesidades, alegrías, enojos, pero si se comparte entre dos, las cosas serán más llevaderas y el lazo afectivo será más fuerte.

4. Dinero: Dicen que cuando el hambre entra por la puerta, el amor salta por la ventana, y esto es una realidad; un problema muy común que ocasionan los divorcios, es cuando empiezan los problemas de que uno aporta más y otro menos, pero no debe ser algo que sea tan alarmante, puesto que si se llega a un acuerdo, todo se puede solucionar.



5. Infidelidad: Cuando una persona engaña a la otra se  pierde todo lo esencial y básico en una relación de pareja, que es confiar, y puede ser que perdones si también es muy válido, pero el perdón no significa olvido. Y no es aceptable que tengas que vivir con el temor a un nuevo engaño y pierdas el sentido de tu vida por estar viviendo en la incertidumbre.

6. Promesas de cambiar: Todavía algunos llegamos a creer esa frase "lo haré cambiar con amor", no quiere decir que no suceda, claro que se puede  siempre y cuando se tenga el firme compromiso de las personas por querer cambiar. Pero ésta llega a ser una causa de divorcio, cuando alguna de las partes se cansa de esperar ese tan prometido cambio.

7. Mal sexo: En la actualidad, es una de las causas más comunes de los divorcios, este problema es lo que llega a originar todos los puntos  anteriores, ya que si la pareja no se entiende en la intimidad, posiblemente no lo diga abiertamente y entonces busca alguna otra manera de reclamo y de demostrar su inconformidad o incluso cometa una infidelidad  buscando lo que en casa no tiene.

El divorcio no es algo sencillo de aceptar, entender y afrontar, pero antes de dar ese paso, es importante que eches una mirada hacia atrás y analices las causas que han ocasionado llegar a pensar en tomar esa decisión. ¿Ya has trabajado en ello?, ¿has tratado de alguna manera salvar tu relación?, si en verdad ya no hay remedio, la decisión es tuya.

Un divorcio disminuye notablemente la felicidad de las personas, aunque creas que te has quitado una piedra del zapato puede ser que tus pies descansen, pero se ha hecho una gran herida en tu corazón que disminuirá tu calidad de vida, tus relaciones sociales y más aun el miedo a volver a confiar y darte una nueva oportunidad de ser feliz. 

FUENTE : Por: Lic. Esperanza Arcos