viernes, 18 de julio de 2014

Señales De Que Nuestra Relación sexual No Anda Bien

Señales de que nuestra relación sexual no anda bien.


Hay etapas en la pareja en la que la intimidad sexual pasa a un segundo plano, por ejemplo frente al nacimiento de un hijo, o durante los períodos en los que depresiones o cambios hormonales pueden afectar el deseo sexual. Pero fuera de esos momentos particulares y específicos, en ocasiones debido a un propio deterioro de la relación, el plano íntimo se ve afectado, pero demoramos algún tiempo en notarlo o admitirlo. 

Estas Son Algunas Señales :

1. Las relaciones sexuales se pueden ver afectadas por conflictos en la pareja, situaciones de mucho estrés, problemas físicos vinculados al desempeño sexual (disfunción eréctil, frigidez), fatiga o cansancio crónico, entre otros elementos.
2. Una de las señales inequívocas es que no le prestas suficiente atención a tu pareja, o en un plano más físico simplemente ha dejado de interesarte.
3. Si tu pareja te busca para tener relaciones contigo te excusas y lo evitas, mentalmente no te provoca el acto. Sin embargo si lo consuman puedes llegar a disfrutar, pero te cuesta darte la oportunidad.
4. Te encuentras tan estresado, ansioso o fatigado que te cuesta excitarte durante el acto y conseguir llegar al clímax durante el coito.

5. Las relaciones sexuales no son solo algo físico, proporcionan a la pareja compenetración y cierta intimidad obvia, por eso ante su ausencia te vuelves un poco agresivo y hostil con tu pareja, haces reclamos constantes y la comunicación se ha visto también afectada.
6. Puedes sentir el deseo de sexo, de satisfacerte, incluso puedes llegar a masturbarte, pero no te provoca intimar con tu pareja.
7. Es importante detectar el origen de esta conducta y determinar si hemos perdido el total interés en nuestra pareja o si se trata solo de una mala etapa, si es necesario busquen la ayuda de un especialista, no hay vergüenza en ello, si quieren seguir juntos tal vez sea hora de hablarlo con un profesional

FUENTE :BLOG PHRÓNESIS