sábado, 30 de agosto de 2014

El Difícil Proceso De Salir Del Closet .

Se Tu Mismo/a.

En mi experiencia como terapeuta, coordinador de grupos y personaje público que permanentemente recibe consultas y testimonios, puedo decir que la salida del clóset –como popularmente se le llama al hecho de asumir públicamente la homosexualidad- no es nada sencilla. Se caracteriza por la desorientación, las dudas, los sentimientos de culpa, la vergüenza, la angustia, el dolor por el rechazo social, el enojo consigo mismo y con el mundo, la incertidumbre en relación con la vida sexual, emocional y familiar.

Si todo va bien, las preguntas irán encontrando respuestas, las emociones van a elaborarse, y la orientación sexual será un aspecto de la personalidad que no hará ruido, al sentirse como algo natural. Pero la falta de aceptación, los modelos familiares rígidos, el machismo del entorno y la baja autoestima pueden tener consecuencias nefastas: ansiedad, depresión, comportamientos auto destructivos, incluso el suicidio.




Es por eso que resulta tan importante comprender qué está pasando por la mente de un hombre o de una mujer homosexual, para ponernos como prioridad su salud y su felicidad y no dejar que los prejuicios sigan haciendo daño.


Siempre me viene a la mente algo que me dijo un paciente, uno de los primeros hombres gays que atendí. “Para ser homosexual, tienes que ser bien macho”. Qué curioso, cuando tanto se cuestiona la masculinidad de un homosexual, resulta que en realidad tienen los pantalones muy bien puestos, mucho más que los de algunos hombres aparentemente tan rudos y viriles.


En definitiva se trata de una manera legítima de expresar la sexualidad, sustentada por la declaración de los Derechos Sexuales cuyo primer punto es el derecho a la libertad sexual. Además –como decía antes- es un impulso que no se elige. De hecho la mayor parte de las personas homosexuales declaran que, si fuera posible elegir, serían heterosexuales, especialmente para evitar las duras consecuencias del camino de asumirse.

FUENTE : discoverymujer.com