jueves, 7 de agosto de 2014

Tipos De Hombres En La Cama

Distintas Formas Que Tienen Los hombres Ante Una Experiencia Sexual.

Hoy vamos hablar de las distintas formas que tienen los hombres en la cama o ante una experiencia sexual.
Espero que ninguno se moleste, pues no es cuestión de lapidarlos…pero está claro que hay pocos hombres que sean expertos en la cama, por lo que vamos a identificar algunas carencias para que las corrijan y sean los mejores amantes del mundo. Ya está más que demostrado que la mujer exige y pide lo que le apetece en cuestiones amatorias….atrás quedó la tonta idea de que disfrutar con el sexo era sólo de hombres. No es cierto que esas carencias se deban al tamaño del sexo, ni al estrés ni siquiera a la crisis…por lo que sabiendo lo que nos gusta a las mujeres, vamos a intentar reeducarlos. Vamos a dar una serie de trucos para que su imaginación se ponga en marcha….

El amante aprendiz: su perfil es el de un hombre que ha tenido pocas relaciones de pareja, más bien se podría decir que tan sólo una. Éste individuo suele ser torpe en sus movimientos y en lo que realiza, por lo que es muy difícil que controle su excitación…y, entonces, es cuando la mujer dice: “¿ya? ayssssssssssss…ni me he enterado”. Algunos con esa tonta escusa se acomodan en ese papel y así no son responsables de nada.
¿Qué puede hacer su pareja?, pues jugar a volverlos locos (en el buen sentido de la palabra) ¿Cómo?, pues tan sencillo como invertir los papeles, que sea él quien te enseñe a ti. Finge que sabes de anatomía masculina y que es tu primera vez…a ver cómo te lleva al orgasmo. Aysssssss…si ves que anda un poco perdido…ya sabes…de forma sutil dirígele…

El Buen Amante :Para mejorar la condición de amante, se requiere que la persona logre compenetrar con la otra mediante las palabras también y que incluya permanentes detalles de cariño y atención.

A todos nos encanta sentirnos queridos y mimados. Y cuanto más la pareja nos penetre ese sentimiento, mayor será la química en la relación y el sexo será más ameno, así la relación se vera fortalecida, tal como en un circulo vicioso.

El amante primitivo: para éste tipo de hombres, el sexo es como taladrar una pared. No ven más allá de la penetración, por lo que hay que reeducarles de manera intensiva o chica acabas buscándote un amante, porque eso…..no hay quien lo resista. ¿Qué hacer?, pues tan sencillo como hacerte la “estrecha”. Amiga…resiste la tentación y no dejes que a las primeras de cambio -…zasssss…penetrada y “si te he visto no me acuerdo” Dicen los expertos orientales que el “arte de entrar” está en alternar ritmos y formas, introduciendo distintas formas para no aburrir a la pareja.

El amante insatisfecho: cuando se llega a la madurez...señores hay que darse cuenta que no tenéis 20 años. Que para ese tipo de personas, el sexo es lo primero y quieren en demasía y siempre más y más, como si nunca se saciaran. Quizás es que no son capaces de disfrutar plenamente en cada relación. ¿Qué hacer? Sin duda, y aunque te cueste estar dos días con agujetas, regálele una noche sin descanso. Retrasa todo lo que puedas el momento de la eyaculación, que se quede tan cansado que tarde un tiempo en recuperarse.
El amante “mucho músculo…poco cerebro”: que haberlos los hay aún hoy en día. Suelen ser guaperas, creídos, con muchos músculos…pero ayssssssssssss….poco cerebro. Se jactan de sus conquistas y en la cama son un tanto arrogantes y egoístas. Le encanta el sexo con la luz encendida para controlar y ver si sus movimientos son estéticos…quizás es una forma de suplir sus carencias amatorias. Le encanta que la mujer esté siempre de bajo de ellos para moverse a su antojo….así que ante éste tipo de hombres la mujer debe ser siempre exigente y si le provocas una eyaculación precoz…que aprenda a ser más humilde. Que se dé cuenta que tú estás debajo de las sábanas y que hay dos cuerpos.
El amante insulso: suele ser un hombre tradicional para todo en su vida. Poca imaginación y escasas palabras. Se podría decir que es falto de delicadeza y más bien “flojito”. Incluso podría ir más allá y decir que son incapaces de quitarse los calcetines. Hay que enseñarles que, además del “misionero” existen muchas más posturas. Quizás no les vendría nada mal ver alguna película porno o erótica para reavivar su imaginación. Además de susurrarle cosa excitantes a su oído.



El amante “no callo ni debajo de las piedras”: que también existen. Éste tipo de hombres son incapaces de estar un solo momento callados, como si tuvieran frustrada la vocación de comentaristas deportivos. Y lo peor de todo es cuando te salen con las preguntitas: “¿dónde has aprendido eso?, ¿qué número soy en tu vida sexual?”….ayssssssssssss y ante esas preguntas la libido desaparece. ¿Qué se puede hacer?, pues a veces no nos queda otro remedio que jugar a vendarle la boca. Sé tú quien le relate paso a paso lo que le vas hacer.
El amante ¿torpe o cómodo?: después de un tiempo juntos, tu pareja sigue siendo tan torpe como el primer día. Aún no sabe que la gran mayoría de los sujetadores se desabrochan por la espalda. En vez de acariciarte parece que está amasando pan. Es decir tiene poca delicadeza. ¿Qué solución hay?, pues practicar y más practicar. Que no exista en su vida “un aquí te pillo…aquí te mato” Tienes que enseñarle lo que te gusta y cómo hacerlo. Y si no muestra ningún tipo de interés….ayssssssssssss..malo María.

El amante “aquí te pillo….aquí te mato”: que esa expresión de tarde en tarde no viene mal, es incluso hasta excitante….pero vamos que siempre así es como que te quedas a medias. El sexo no es hacer una carrera de fórmula1. Hay que dejar fuera de la cama las prisas. Éste tipo de hombres suelen ser híper excitables y muy nerviosos. Sus movimientos son bastante torpes y rápidos. Un eyaculador precoz tiene solución. ¿Qué hacer? Comienza usando la masturbación pero controlando que no eyacule. Cuando te diga que está a punto….paras y reanudas después de unos minutos de caricias para que se relaje. Para intentar que tú no te quedes “a dos velas”, lo mejor es que él también te vaya acariciando y te excite. Intenta que juegue contigo sin que haya penetración hasta que creas que ha llegado el momento del clímax.
El amante ¿perfecto?: los hay, no me cabe la menor duda. Saben lo que quieren dentro y fuera del sexo. El un hombre que sabe de sus limitaciones y debilidades y que no se corta a la hora de pedir ayuda a su pareja. Suele ser muy activo en la cama y que desea prolongar la máximo el momento AMOROSO. Que sabe de sobra qué son los prolegómenos ( comienzo , inicio ,preámbulo ) y cómo lograr excitar a su pareja. Que la comunicación con su pareja es fundamental y existe la sinceridad para hablar de cómo mejorar sus relaciones amatorias. Es decir para este tipo de parejas la cama es para divertirse y disfrutar….además de dormir.


FUENTE: El País .com