miércoles, 6 de agosto de 2014

Relaciones Ambivalentes .

Ni Contigo ,Ni Sin Ti .

Se dice muchas veces que la persona que te hizo llorar es la que justamente deseas que te consuele, es decir, que la persona que más te puede lastimar es aquella que más quieres. De ahí la creencia de que aquel a quien más amas puede igualmente ser a quién más odies. En realidad, a este sentimiento se le llama ambivalencia.
Si, pero no. Ahora no, pero quizá más adelante si. Quiero estar contigo, pero a la vez no quiero comprometerme. No quiero estar contigo, pero tampoco puedo finalizar la relación. Cuando te tengo cerca me cansas, pero cuando me alejo te NECESITO a mi lado. Quiero tener otras RELACIONES, pero mantenerte por si acaso.
¡Qué desgaste! 

Es el tipo de relación ambivalente, o como se conoce popularmente "ni contigo ni sin ti". Estas relaciones crean un enganche emocional DEL que es muy difícil desligarse y que ALIMENTA el deseo y perpetúa la relación de manera intermitente en el tiempo. En estas parejas, siempre está quien se otorga el poder de la relación (quien va y viene, quien está pero no), y hay quien espera eternamente a que éste se decida. Pero realmente, ¿cuántas oportunidades se tienen que dar para que alguien sepa si te quiere o no?

Entonces, ¿por qué se mantiene una relación ambivalente?

- Vínculo sexual: Una gran parte de estas relaciones se basan principalmente en el sexo; cuando esta necesidad queda satisfecha y no hay nada más o es necesario dar un paso adelante en otras áreas de la relación, como la intimidad o el compromiso, la persona ambivalente se aleja. 

- Miedo a la soledad: Es la causa de un CÍRCULO VICIOSO difícil de romper: la persona se siente sola y NECESITA a otra para llenar ese vacío. Mientras está con ella echa de menos su independencia y se aleja. Pero al alejarse comienza a sentirse sola de nuevo, CON LO QUE vuelve a buscar a la pareja.
Esta es una de las asignaturas pendientes para muchas personas.

¿Cómo detectar que mantienes una relación ambivalente?

- La persona con quien sales te manda mensajes contradictorios: hoy te dice que eres el AMOR de su vida y te PRESENTA a toda su familia, mañana te dice que no podéis seguir juntos y PASADO MAÑANA te llama porque te echa de menos.
- Cuando os veis los encuentros son muy apasionados pero después, esta persona desaparece durante días, no te llama, acude tarde o cancela las citas contigo e incluso inicia otras relaciones.

¿Qué hacer si estamos inmersos en una relación ambivalente?



- Valórate. No aceptes el rechazo, los chantajes o el desprecio del otro, ni busques explicaciones a ese comportamiento. En momentos puntuales de una relación pueden surgir dudas, pero íntimamente todos sabemos cuándo nos quieren y cuándo no.


- Trata de ser objetivo: los ACTOS son más importantes que las palabras. Al enamorarnos lo que más resuena en nuestra cabeza son las palabras que nos dedica la pareja, sin embargo, los actos son los que demuestran las cosas.

- No la conviertas en un reto personal: no busques cambiar a la otra persona, ni que se comprometa. No eres su psicólogo: cada uno es responsable de gestionar su historia personal. Una cosa es TRATAR de que la pareja funcione y otra muy distinta que le justifiques continuamente los desplantes "por su carácter", "su enfermedad", etc...
- Busca tu independencia emocional. Cuando rompes el círculo vicioso y te alejas, te das CUENTA de que tus emociones dependen de ti; no del ánimo, presencia, palabras o actos de otra persona. Si tienes que anularte para que tu pareja sea feliz, es QUE LAS COSAS no están funcionando.



-

En definitiva, cuando una relación se termina, lo mejor es dejarla correr. Resiste la tentación de volver a verle o llamarle aunque "solo sea para saber que está bien". Toma distancia, cuanta más mejor, pasa tu período de duelo, fortalece y sigue adelante con tu vida, que ya llegará quien te ame de verdad y quiera hacerte feliz.

Y como recomendamos siempre, si no eres capaz de solucionarlo solo, acude a un profesional. 

FUENTE : Bibliografía:
"Manual para no morir de AMOR"  Walter Riso.